Análisis del Crusader Kings 3: El videojuego de estrategia más afín a la filosofía de Juego de Tronos.

Por admin
0 Comentario

Tuvieron que pasar ocho años de espera hasta que Paradox ha decidido crear una obra maestra de la gestión y el control de un reino en la época medieval. Un título de gestión que reúne lo mejor de la compañía y que incorpora ideas propias que hará sentir a cualquier jugador dentro de un reino medieval real. Crusader Kings III se posiciona como la mejor obra de la actualidad para tratar de recrear un universo político al más puro estilo de Juego de Tronos, sobre todo en lo relacionado a la política, la manipulación y a las intrigas que se producen dentro del reino. ¿Serás capaz de formar el reinoque quieras y salir vivo para contarlo?

Crusader Kings 3: Un control total de tu reino

De forma muy básica y realmente este juego tiene pocas cosas que sean sencillas, Crusader Kings 3 nos permitirá a a cada jugador elegir uno de los reinos disponibles en el mundo y llevar una cantidad abismal de acciones posibles. Cuando comenzamos a jugar, deberemos elegir entre zonas diferentes del mundo en donde transcurrirá la campaña. Porque, a diferencia del Europa Universalis 4, en donde podemos escoger a cualquier nación del mundo, y esta se desenvuelve contra las demás restantes, aquí deberemos acotarnos a un espacio mucho más pequeño. Pero, esto no significa que el juego tenga menos profundidad o la escala sea menor, ya el en el Crusader Kings 3, dentro de cada reino encontraremos condados y ducados. Lo que hará que el mapa esté mucho más fragmentado y la acción tenga lugar a mucha menor escala.

Mapa de los imperios del Crusader Kings 3

Acciones y más acciones para conseguir destruir a nuestros enemigos

Las acciones que tenemos a nuestro alcance, son de vital importancia, y tendremos un amplio elenco. Destacan, especialmente: elegir y controlar a la corte que acompaña a tu gobierno, escoger a tu esposa o marido, definir quién se casará con tu descendiente, combatir para defender tu territorio o conquistar territorios rivales. Pero, sobre todo es fundamental, establecer buenas relaciones  con todos los personajes que nos sea posible: las alianzas estratégicas son una de las claves para conseguir obtener la victoria en el Crusader Kings 3. Pero, también deberás atar en corto a tus enemigos, para lo que el juego te brinda una gran cantidad de posibilidades para dominarlos a través de los anzuelos.

En Crusader Kings 3 pueden matarte, perfectamente, mientras tratas de conciliar el sueño, con el fin de tratar de reclamar tu posición, sin ningún problema, a no ser que andes con cuidado y te cubras las espaldas. Deberás tener sumo cuidado en quién confías  y a quién proporcionas condados y ducados, porque puedes engordar innecesariamente a un enemigo si no andas con ojo. Es un mundo repleto de peligros y lleno de contendientes que están sedientos de poder, por lo que es necesario ser meticuloso y elegir con máximo cuidado a quienes te apoyarán.

El sistema de juego es bastante complejo, ya que tendremos que ir gestionando nuestras relaciones, haciendo contactos y estableciendo uniones. Y la libertad proporcionada nos permitirá tratar de llevar adelante el gobierno que escojamos, siempre y cuando nuestros enemigos nos lo permitan.

Mi primera campaña la jugué con León, y el líder del reino con el que jugamos es Alfonso V, un auténtico portento de la intriga, que me las apañé por asesinar tan pronto como pude a Sancho y hacerme con el reino de Galicia. Luego, a través de asesinatos y casamientos, me hice con territorios en Aragón y enfrentándome con los musulmanes en guerra santa, siendo apoyado por mis aliados.  Pero, esto es una de las muchas formas que tendrás de poder jugar esta campaña, ya que hay tantas microdecisiones que tomar, que marcarán el ritmo de la partida para que sea muy diferente.

Crusader Kings 3: Un juego con una profundidad bestial

Pero también han sido muchas partidas de prueba para acostumbrarse a la propuesta, ya que Crusader Kings III es una obra compleja, de la vieja escuela, con muchísimas posibilidades y con poco soporte explicativo, aunque es cierto que tiene un tutorial básico para jugar con irlandeses en la cual se te explica cómo se juega. Pero vamos, esto no significa que el juego sea un libro abierto y aunque decidas empaparte de sus tutoriales será imposible que sepas controlar todos sus factores y posibilidades. La gran cantidad de gestiones que tiene el juego, pueden llegar a tumbar al más valiente de los jugadores, echándose de menos algo más de accesibilidad. Pero bueno, es un juego de Paradox y ya sabemos a qué nos atenemos cuando compramos uno, ellos no engañan a nadie con el producto que venden. El que es fan de este concepto de juegos, lo es a muerte, y el que no, los aborrece.

Controlar y comprender cada pequeño detalle y menú es necesario para disfrutar plenamente de la experiencia. Es cierto que al principio puede ser algo tedioso, pero cuando adquiramos cierta destreza con el manejo de la interfaz, nos encantará el juego. Bueno, siempre y cuando os gusten los del género de gran estrategia (donde está ubicado este juego).

No obstante, podemos llegar a entenderlo: simplificar sus conductas y ser condescendiente con el aprendiz terminaría limitando sus posibilidades. Pon de tu parte y el juego sabrá recompensarte tras unas cuantas horas de aprendizaje, cuando sientas que tienes la posibilidad real de llevar a cabo un cabo tus propuestas sin estar perdido entre opciones y entre menús.

A pesar de ello sigue arrastrando algunos elementos más simples que otros, como ya ocurría en la segunda parte: las guerras y combates son muy simples y todo se termina centrando en el número de tropas (la calidad también cuenta, pero el número es bastante determinante). Paradox  aquí no destaca por ser una marca excelente en lo que se refiere a tácticas de combate, en especial en lo comparativo a las otras facetas del juego.

Pero lo importante dentro del Crusader Kings 3 es lo que sucede en nuestro castillo. Las conversaciones que tienes en la cama con tu cónyuge y en la elección para que el más hábil de tus herederos acabe reinando, marcarán el devenir de la partida. Puedes escoger ser el tipo de gobernante que quieras, tratando de imponer tus leyes y saltando por encima de cualquier gobernante o enemigo que se ponga por delante. Además, cada personaje tendrá una rama de habilidad diferentes que potenciarán un aspecto de este: puede estar centrado en la intriga, en la guerra, en la diplomacia y un largo etcétera, porque, además, cada rama tiene tres distintas subramas

Rama de habilidades de intriga

Es complicado comprender cómo funcionan estos elementos del juego, cómo establecerlas en el mapa de juego y las posibilidades reales que esconden sus múltiples opciones de juego. Pero el esfuerzo merece la pena, porque las posibilidades que te brinda el juego son sorprendentes, te brindará horas y horas de potencial entretenimiento, por lo diferente que puede ser cada una de las partidas. Si te gustan los desafíos, estar quebrándote la cabeza delante del ordenador horas y horas, Crusader Kings 3 es tu juego.

Por último, el día 3 de mayo  sacamos en nuestro programa de podcast un episodio con la colaboración de Héctor de https://pcgamia.com/ en el cual nos centramos en hablar sobre el Crusader Kings 3:

 

También te puede interesar

Dejar un comentario