Falange: La nave más terrorífica de los Puños Imperiales

Por admin

Falange es la fortaleza-monasterio móvil de los Puños Imperiales. Oficialmente, el mundo natal de los Puños Imperiales es Terra, pero en términos funcionales el Capítulo ha estado basado en flotas y ha utilizado Falange como su principal base de operaciones durante toda su historia.

Orígenes de Falange

Los orígenes de Phalanx son controvertidos en el material de fondo, del que hay dos relatos:

La entrada del Index Astartes para los Puños Imperiales sostiene que los orígenes de la nave son desconocidos, pero se cree que fue construida durante la Edad Oscura de la Tecnología, antes del Imperio. Según este relato, la nave fue descubierta por Rogal Dorn sobre Inwit  antes de reunirse con el Emperador de la Humanidad.  Al encontrarse con su padre por primera vez, Dorn llevaba el timón de la Falange, que ofreció al Emperador como regalo. El Emperador declinó y quiso que Dorn utilizara la nave para llevar a cabo su mando de la VII Legión. El reciente Suplemento del Códice de los Puños Imperiales parece apoyar este origen.

La Torre del Rayo, de Dan Abnett, ofrece un relato menos extenso, afirmando que Falange fue construida por el propio Rogal Dorn y evidencia su excelencia en la construcción de fortalezas.

Durante la Herejía de Horus

Durante gran parte de la Herejía de Horus, la Falange estuvo estacionada sobre Terra y fue utilizada como base de mando de Dorn. Sin embargo, a medida que se acercaba el avance de Horus hacia Terra, Dorn acabó trasladándose al Bastión Bhab del Palacio Imperial.

Durante las etapas finales de la Guerra Solar, Dorn pretendía utilizar la Falange para acabar con la armada traidora que estaba surgiendo en Luna y Marte y tomó personalmente el mando de la nave. Sin embargo, la recordadora Mersadie Oliton liberó involuntariamente al demonio Samus en la nave. Samus y sus hordas demoníacas estaban a punto de capturar la Falange y Dorn estaba a punto de ordenar su autodestrucción hasta que Oliton se suicidó, desterrando a los demonios a través del mismo portal del que habían salido.

La Falange resultó dañada durante la batalla, y con las fuerzas traidoras acercándose a su alrededor Dorn ordenó a la almirante del Ejército Imperial Niora Su-Kassen que llevara a la Falange a los confines del Sistema Solar con el fin tanto de salvarla como de hacer la guerra a las líneas de retaguardia traidoras. Durante el Asedio de Terra la Falange formó una flota de refugiados leales bajo el mando de Su-Kassen que se escondía en los confines del Sistema Solar junto con otras naves como la Imperator Somnium, la Lágrima Roja y la Monarca del Fuego.

Después de la Herejía

En M32, la Falange ya estaba en estado de decadencia. Construida para sostener una Legión, era demasiado grande para ser guarnecida por un simple Capítulo de Marines Espaciales.

La mayoría de sus vastas bahías de atraque estaban desiertas, y la incapacidad del Imperio para replicar sus antiguas tecnologías hacía que incluso los daños más pequeños crearan importantes problemas operativos. Así, durante la Guerra de la Bestia, la Falange fue trasladada a la zona del espacio entre Terra y Venus para no arriesgarla contra las Lunas de Ataque Orcas.

Estado actual de Falange

A partir de 999.M41, la 3ª Compañía está defendiendo la Falange de una acción de abordaje demoníaco liderada por el Guerrero de Hierro Shon’tu y el demonio Be’lakor. Shon’tu y Be’lakor intentan superar la 13ª Cruzada Negra de Abaddon infestando la enorme nave estelar mientras está en el Sistema Solar y utilizándola para bombardear el Palacio Imperial.

El Capitán Tor Garadon está al mando de la defensa de la 3ª Compañía de Phalanx. Sus fuerzas han infligido bajas extremas a los atacantes y han maniobrado la Phalanx hacia la urdimbre con el fin de proteger la Tierra Sagrada en caso de que no consigan repeler el asalto. La Legión de los Condenados ha llegado para ayudar a las fuerzas de Garadon mientras la batalla se vuelve desesperada.

Los Guerreros de Hierro utilizaron virus informáticos demoníaco para hacerse con el control de gran parte de la estación, lo que obligó a Tor Garadon a volver los cañones de la Falange contra sí mismo para limpiar las secciones infectadas. Finalmente, Be’lakor fue capaz de invocar una Falla disforme en la Falange, pero cuando la victoria parecía segura para el Caos, la Legión de los Condenados llegó para cambiar las tornas. Sin embargo, un 10% de la Falange fue destruida en la batalla.

La Falange apareció más tarde durante la Decimotercera Cruzada Negra sobre Cadia, destruyendo la Fortaleza de Piedra Negra Voluntad de la Eternidad después de que sus escudos fueran inutilizados por los Lobos Espaciales bajo el mando de Sven Bloodhowl. Cuando Cadia fue destruida, la Falange lideró la flota imperial de evacuación del sistema. La nave ahora vigila Terra a las órdenes del renacido Roboute Guilliman.

En la época de la Cruzada de Indomitus, la Falange estaba muy dañada y deteriorada. En un acto de solidaridad, los Guardianes de la Sombra del Adeptus Custodes abrieron una de sus Células Oscuras y proporcionaron a los Puños Imperiales  tecnología secreta, dando a los hijos de Dorn la oportunidad de restaurar la estación. La nave funciona ahora a un nivel que no se ha visto en incontables años.

Para acabar con este vídeo, os dejo con el vídeo que desarrollé hablando a fondo sobre esta legendaria nave de los Puños Imperiales:

También te puede interesar

Dejar un comentario