Cursed City: Análisis del juego de miniaturas de GW a menos de una semana de su lanzamiento oficial

Por admin
0 Comentario

Traemos noticias frescas en Todoestrategia, y es que acaba de salir al mercado la semana pasada el juego de miniaturas de Games Workshop llamado Cursed City. Para todos los aficionados de los juegos de estrategia parecidos al Heroquest o Space Hulk, Cursed City es una nueva actualización del Warhammer Quest pero en un entorno algo diferente. Ya que, como pudimos ver con Silver Tower, la ambientación de esta saga de juegos se traslada al universo de Age of Sigmar, y la verdad es que las adaptaciones están teniendo muy buen resultado.

Una primera visión de cerca al juego de Cursed City

Antes de nada, indicaros que mi experiencia jugando al Cursed City es relativamente pequeña, porque únicamente he tenido la posibilidad de jugar una partida en la misión de caza de “Calle  comercial”. Por lo tanto, es posible que saque más contenido a medida que lo podamos probar aún más y realice un análisis más concienzudo sobre el mismo. Teniendo en cuenta mi parca experiencia, voy a enfocarme a hacer el análisis del juego de la manera más completa que pueda, dando algunas pinceladas sobre cómo va el juego, qué elementos me han gustado, y qué otras cuestiones no me  han atraído tanto.

Calidades de los materiales del juego de miniaturas Cursed city

En primer lugar, la calidad de las miniaturas es realmente excelente, y más teniendo en cuenta que la caja cuenta con más de 62 miniaturas de GW por 155€. Si lo comparamos con otros de sus productos, es muy barato como también sucede con otros juegos similares a Warhammer quest como Blackstone fortress.  Además, la calidad del material de las miniaturas es bastante bueno, tanto el de los héroes como el de los villanos, no habiendo ninguna rebaja respecto a otros productos suyos (como las figuras que podemos encontrar en Warhammer 40k o Age of Sigmar).

No obstante, la calidad de los restantes materiales no es tan buena como se cabría esperar, pero vamos lo que tampoco significa que sea una bazofia infame, ni mucho menos. Y con esto me refiero a cartas, pasillos y plaquetas de escenario que trae el juego.

Las plaquetas son algo endebles y no son todo lo robustas que, a mejor, cabría esperar de un juego de tal calidad, porque es posible que se puedan doblar o degradar con el paso del tiempo y uso del juego. En cuanto a las cartas, sí es cierto, que tienen una calidad muy superior y el material y la calidad de las ilustraciones es excelente. Y las puertas y pasillos están bien,  aunque sí que es cierto que echo en falta que tengan relieve y un arco que le den mayor sensación de dungeon, porque son fichas bastante normalitas.

Los héroes luchan contra las abominaciones de la Ciudad de los Malditos

Las fichas de personaje y las ilustraciones (en cuanto a calidades) son exactamente iguales que las que pudimos ver en Silver Tower, pero adaptadas a su versión moderna y gótica de Ulferkarn.

En cuanto a los manuales, las ilustraciones, el trasfondo y la maquetación es excelente. La maquetación de los libros, quizá, sea algo más floja, pero los dibujos, la historia del entorno y la ambientación es realmente buena. Encontramos dibujos de gran detalle por múltiples partes, que te invitan a sumergirte con mayor profundidad en el juego. La historia está muy bien expuesta y bien explicada, entendiendo cuál es el rol de cada uno de los personajes en la Ciudad Maldita, y en ese sentido no hay nada que objetar a Games Workshop.

Jugabilidad de la ciudad de los malditos

El juego es ágil e incluye mecánicas divertidas. El objetivo de la campaña es decapitar a los principales villanos de la ciudad, para lo que necesitaremos concluir una serie de misiones especiales en las cuales nos enfrentaremos a ellos (como si de un jefe final de un videojuego se tratara).

Para ello, tenemos que ir jugando una serie de escenarios muy diferentes según su concepto: encontraremos incursiones de caza, de búsqueda, de rescate y cada una de ellas tiene una serie de características particulares. Por ejemplo, las de caza, el objetivo principal de estas partidas es eliminar 10 campeones enemigos, o las de rescate conseguir realizar 8 acciones de avistar.

Las misiones de caza y búsqueda, van más orientadas a que nuestros personajes suban de nivel fácilmente. Especialmente la segunda de ellas, ya que nos permitirá encontrar objetos mágicos con mucha más facilidad. Pero, ahora veremos que tenemos que tener cuidado porque…

Disposición de los tableros en alguno de los escenarios

 

Miedo e influencia: Dos marcadores que nos pueden hacer perder la partida

A medida que vamos completando las misiones, nuestros personajes acumulan experiencia y van subiendo de nivel. Pero, si esto va ocurriendo también se eleva el nivel de miedo y el de influencia, que afectarán de forma negativa a nuestros intereses (porque si alguno de estos valores llega a 10, automáticamente perderemos la campaña).

Para evitar esto, hay una serie de escenarios que reducen estos indicadores si tenemos éxito en la incursión. Por lo que deberemos de ir seleccionando partidas de forma equilibrada entre aquellas que nos permitan armarnos y subir de nivel rápidamente, y entre aquellas que nos permitan rebajar los indicadores de miedo y de influencia.

Cada una de las incursiones, tiene misiones diferentes que cambiarán la forma y la disposición en la que el tablero se colocará, pero en todas ellas las mecánicas y las condiciones de victoria serán exactamente iguales. Hay una excepción a esto con las misiones de rescate, porque en estas el mapa se va generando de forma aleatoria en base a las cartas que vayan saliendo, como ya ocurría en el Silver Tower. Aquí, sin embargo, es más probable que nuestros personajes puedan morir, ya que tenemos que huir de un hechizo de la muerte. El cual, si te alcanza, te mata automáticamente.

Mecánicas básicas: Movimiento, combate, inspiración…

Los atributos de los personajes son muy simples, ya que encontramos los siguientes: movimiento, agilidad, vitalidad y defensa. Además del atributo de ataque y las habilidades especiales de cada uno de los personajes.

Comehombres inspirado

 

La agilidad sirve para anticiparse en la tirada de iniciativa y superar determinados chequeos, la defensa para protegere total o parcialmente las ofensivas de los rivales,  y la vitalidad para recuperarse las heridas sufridas. El movimiento, tiene dos tipos de valores: el primero es el normal, que no requiere resultado especial para activarlo, y correr que para activarlo necesitaremos invertir un dado de 3+. Fenómeno, que también vemos con el ataque y las habilidades especiales.

¿Cómo funciona esto de los dados en Cursed City? Es muy sencillo, cada uno de los personajes lanzará tantos dados como espacios de vida tenga vacíos en ese momento. Por norma general, siempre y cuando el héroe esté ileso, se lanzarán 4 dados. En función de los valores que hayan salido en los mismos, los podremos invertir en realizar acciones durante nuestra activación. Es bastante sencillo, quizá expresado así en abstracto sea más complicado de lo que parece.

Vida de los personajes y tipos de dado

¿Cuánta vida tiene cada personaje? 4 casillas de vitalidad, la cual se irá eliminando según suframos daño normal y daño letal. A efectos prácticos, tenemos 8 puntos de vida potenciales, habiendo ataques de enemigos que ocasionan 2 (cuando provocan daño letal). Cuando sufrimos una herida, colocaremos una ficha de daño en el casillero de la parte superior de la ficha, y nos quitará un dado de acción provisionalmente. Realizando una acción de vitalidad, podemos recuperar el daño sufrido durante la partida.

Aquí entramos con el tema de os dados, porque existen de tres tipos:

  • Dado de seis caras
  • De 8 caras
  • De 12 caras

Cada uno de ellos tiene valores que van de: cara vacía, uno y dos. La cara vacía es fallo, un resultado es éxito normal y dos resultados es crítico. En función de la acción que estemos realizando, tendrá uno u otro resultado.

Por último, hay una particularidad que es muy atractiva en el juego de Games Workshop Cursed City, que son los puntos de inspiración. Estos se consiguen matando criaturas (y superando un test de heridas de las bajas realizadas a final de nuestra activación) y superando pruebas adicionales.

Cuando acumulamos estos puntos, se pueden emplear de diferentes modos, ya que te permiten realizar tiradas de búsqueda de objetos de forma gratuita, repetir dados o inspirarte. Cuando acumulamos 3 de estos puntos, podemos inspirar al personaje y dar la vuelta a la carátula del mismo. Este será una versión mejorada de nuestro personaje, variando en función de cada uno de ellos los aspectos que potencia.

Los horrores de la noche salen a nuestro encuentro: Villanos en Cursed city

Hay una gran cantidad de enemigos en este juego de estrategia, que pueden ir de simples ratas putrefactas a poderosos vampiros que tratarán de segar nuestras vidas según nos encuentren. En función de la misión, habrá una serie de puntos a través de los cuales estos aparecerán en hordas tratando de alcanzara a nuestros héroes. Para ello, hay un mazo de encuentro, que dependiendo del nivel de nuestros personajes, será superior o inferior. Los que hayáis jugado al Zombicide os resultará muy familiar este sistema, ya que es extremadamente parecido.

Villanos básicos de Cursed City

Cada una de estas viles criaturas tendrá una serie de capacidades básicas: vida, movimiento, tamaño y ataque. Para activar a cada una de estas criaturas, deberemos lanzar un dado de 12 caras y comprobar la tabla de conducta. En función del resultado, estos actúan de una u otra forma, teniendo que chequear el espacio correspondiente.

Además, estos tienen habilidades especiales y también se pueden inspirar. Durante el paso de los turnos, transcurre el día en la ciudad de los malditos, y cuando llegamos al turno de noche, estos se vuelven mucho más fuertes. Al igual que ocurre con los personajes, daremos la vuelta a las tarjetas de estos y nos enfrentaremos a una versión mejorada del rival.

Cursed City: Algunos puntos negativos

A pesar de que la primera experiencia fue, a grandes rasgos, satisfactoria, nos encontramos con algunos aspectos que no nos gustaron tanto. Las reglas, como suele ocurrir con los juegos de Games Workshop, no están todo lo bien expresadas que deberían. Por ejemplo, hay confusión con el marcador de búsqueda y los objetivos a conseguir durante una misión, ya que están fuertemente relacionados ambos dos, pero en función del lugar de la descripción del escenario se te habla de uno o de otro.

Para poneros un ejemplo de esto, en la misión que jugamos teníamos que acabar con 10 campeones. Había una descripción de lo qué era campeón y de lo qué no era un campeón,  hasta aquí todo bien. Pero el problema radicaba en que había algunos de ellos que, al matarlos, te hacían avanzar el casillero de búsqueda en 2 (los campeones normales lo hacían en 1). El marcador de búsqueda en esa misión no servía para nada, no tenía mucho sentido.

Entonces uno se preguntaba qué sentido tiene que, matar a esos campeones, te hagan avanzar ese marcador en 2. Si, realmente, lo que te dice la misión es que mates a 10 campeones. Ninguno, tiene pinta de que el objetivo de la misión es que el marcador de búsqueda llegara a 10, pero no lo expresaran bien en las reglas.

Conclusiones provisionales sobre el Cursed City

A la espera de realizar más pruebas sobre el juego, puedo concluir que el sabor de boca con el que me ha dejado el juego es bueno. Creo que el acabado es excepcional, y que es divertido de jugar, habiendo un sistema de progresión atractivo. No obstante, quiero jugarlo más y ver cómo de bien están balanceadas las subidas de nivel de los personajes, porque siendo GW puede que no le hayan prestado mucha atención a este aspecto.

Para acabar, os dejo con el programa de podcast que realizamos centrado en Cursed City. Esperamos que os guste:

 Dar las gracias al equipo de Todoestrategia, por contribuir materialmente a que pudiéramos realizar este programa.

 

También te puede interesar

Dejar un comentario

Únete a la comunidad de TodoestrategiaRecibirás regalos y contenido exclusivo por apuntarte a nuestro listado

No pierda la oportunidad de ingresar en una de las mejores comunidades del hobby.