Age of Sigmar Storm Ground: Uno de los peores juegos que he probado en tiempo

Por admin
0 Comentario

Buenas a todos estrategas! Hace unas semanas, os estuve hablando sobre un recopilatorio de las novedades que nos iba a traer este año 2021 en relación a los juegos de estrategia. Entre ellos, se encontraba el Age of Sigmar Storm ground, un juego que personalmente quería probar porque soy fan de todo lo relacionado con el universo de Warhammer. Pintaba bien, ya que tenía gráficos modernos, y el dinamismo y la acción parecían bastante logrados en la intro.

¿Por qué es un fiasco el Age of Sigmar Storm ground?

Este videojuego de estrategia, combina ciertos elementos del Warhammer Underworlds y del Warhammer Quest, ya que lideraremos una banda de pocos integrantes, la cuales iremos evolucionando a lo largo de las partidas. Estas, irán consiguiendo mejorar sus talentos y armas.

Hay tres facciones diferentes que podemos escoger:

  • Los míticos Storm Cast Eternals.
  • Nighthunt
  • Los Nurgle maggotkin

Cada una de estas facciones tiene un estilo de juego diferenciado y marcado. Por ejemplo, los siervos del dios del caos Nurgle pueden invocar unidades en una especie de casillas especiales denominadas de pestilencia, que curan a tus aliados y que afectan negativamente a tus adversarios cuando se colocan sobre los mismos. Son resistentes, tienen muchas opciones para hacer magia que afecta negativamente a la armadura y son muy lentos.

Los Stormcast eternal, que son la versión de marine espacial del universo del Age of Sigmar, tienen una dinámica diferente ya que invocan entorno a su líder, y tienen bonificaciones a la armadura por estar juntos, unidades que atacan cuando una unidad aliada es eliminada, se curan también y demás. Tienen buena pegada, pero generan pocos efectos sobre el terreno de juego que les ayuden o perjudiquen al rival.

Los Nighthunters, son unos espectros seguidores del semidios de la muerte Nagash que quieren vengarse de toda criatura viva. Su estilo de juego pasa por invocar por casillas especiales que su líder va invocando, que también les permite curarse. Tienen una pegada increíble pero no son especialmente resistentes, siendo los más vulnerables de todos.

Casusas de su baja calidad

Los adoradores de Nurgle cargan contra los Stormcast

Y diréis ¿Por qué te parece tan malo este juego? Voy a exponer una serie de razones por las cuales el Age of Sigmar Storm ground me ha decepcionado:

  • La campaña es plana y aburrida: Es cierto que los escenarios cambian y no son los mismos, pero las condiciones de victoria son casi las mismas siempre. Tienes que matar las oleadas, a un personaje en concreto o una serie de artefactos vivientes extraños. Y ya, quitando las misiones finales de escenario, estás son las misiones que existen.
  • Tienes que reiniciar la campaña ENTERA cada vez que matan a tu líder: Cuando acaban con tu jefe de banda, pierdes automáticamente y tienes que reiniciar la campaña de nuevo. De hecho, cuando consigues pasar de escenario tras 7-8 victorias consecutivas, viajas a otro reino, y si pierdes comienzas de nuevo. No en el nuevo reino, sino que en el anterior. Tienes que estar haciendo el proceso de pasarte las mismas partidas aburridas iniciales constantemente, porque hay en determinadas misiones, que son complejas de pasar cuando el juego avanza. Y fíjate que no es un juego cuyo nivel de dificultad sea alto, sino que las configuraciones semialeatrias de las bandas, a veces conforman desafíos muy, muy elevados. Pero esto de reiniciar, es tan absurdo que cuando me pasé con la banda de Nurgle el primer escenario, no sigues en el nuevo reino que desbloqueas, tienes que volver a jugar desde el principio y cuando te lo pasas entero de nuevo, ya accedes al segundo. Una auténtica absurdez y pérdida de tiempo, que hace que el juego se vuelva increíblemente aburrido y repetitivo.
  • Mal ajuste del coste: Las unidades se van invocando a lo largo de las partidas en función de su coste de cristales. Cada turno, acumulas un cristal adicional que puedes gastar para sacar unidades más poderosas sobre el terreno de juego. Este coste va en función del poder de la unidad y de sus talentos. No tiene en cuenta ni los objetos, ni el nivel, ya que puede compensarte no meter talentos para que te salga la unidad más barata de invocar, siendo aspectos muy relevantes el nivel y las armas para tener en cuenta la fuerza de la unidad. Como veían que si incluían dichos factores se les iba un poco de madre el sistema de cristales, yo creo que decidieron únicamente considerar los talentos, pero esto hace que no tenga mucho sentido el balanceo, siendo carente de sentido el balanceo. Bueno, aunque a veces te va a dar un poco igual porque lo que vas a buscar es curvar con el maná sacando todos los turnos unidades cada vez más poderosas.
  • Poco repertorio de unidades: Echo en falta unidades diferentes, pero tampoco considero que estén muy carentes de las mismas. Diría que van a ir ampliando el número de unidades a medida que el juego evolucione. Aún así, para ser 3 facciones, se me queda corto este aspecto.
  • Decisiones random de la IA: Os vais a dar cuenta, rápidamente, de que la inteligencia artificial no toma las mejores decisiones posibles. De hecho, cuando te puede matar a una unidad de un golpe, a veces te lanza habilidades que no hacen daño, gastando el turno de forma un poco absurda. No pido que sea una IA perfecta, pero hay determinadas cuestiones que sí debería tener en cuenta, como el daño letal. En otras ocasiones, se quedan atorados en un determinado lado y se dedican a pulular por el mapa sin hacer mucho, aunque he de decir que esto es muy poco común, pero hay en un escenario de la campaña de Nurgle que lo hacen siempre.
  • Horrible sistema de etiquetas y categorías: Los objetos y talentos no son universales, sino que tienen que ser usados por unidades específicas. ¿Crees que el juego te lo especifica? Evidentemente no xD. Tienes que ir personaje por personaje viendo lo que puedes o no puedes, siendo un problema cuando tienes que elegir entre recompensas al final de la partida sin saber a qué unidades pertenecen, porque a mejor no te interesa cogerlas. Vamos, horrible y 0 intuitivo.
  • Habilidades o hechizos genéricos: Hay un slot especial, que no sé ni cómo clasificarlo, que te permite lanzar una habilidad especial por partida. Suele ser bastante buena, y gasta puntos de cristales de maná. Algunas regenerar la vida de tus personajes, otras hacen daño en área…La cosa es que tampoco sabes si esas cartas, al principio son habilidades o qué son, no se te explica, y no corresponden a una categoría en concreto. El sistema de tags es horrible, porque no existe básicamente, y es poco intuitivo de inicio.
  • La cámara es fija: Un videojuego donde la acción transcurre en un plano fijo en un videojuego del año 2021…en fin, bastante lamentable. No existe la opción de rotarla, ni de cambiar de plano, ni nada, y hay determinadas unidades que tapan a otras y hacen difícil que las puedas seleccionar, ver, o interactuar con ellas. No es que afecte únicamente a la experiencia gráfica, sino que también lo hace de forma directa con la de juego.
  • Escenarios poco originales: He visto dos reinos diferentes, y los escenarios son poco variados en cuanto elementos de terreno. Vamos, simple para un juego de 33€.
  • Animaciones de diálogo y cinemáticas: Pobres, planas, el texto del diálogo es cutre, con imágenes fijas. Las cinemáticas están menos trabajadas que los trailer de lanzamiento de miniaturas de GW. Muy, muy cutres.
  • Música poco variada: Pocas pistas musicales diferentes, de hecho la del cuadro de inicio, y la de la pantalla de opciones de la banda de Nurgle, es la misma.

Podría seguir, pero voy a detenerme aquí con las críticas. Pensar que me he gastado 33€ en este juego, saca un odio primigenio que anida en mi interior.

¿Qué se salva del Age of Sigmar Storm ground?

Pues, uno de los pros es el universo que capta, que tiene la magia de ser el de Warhammer. Eso, ya de por sí tiene bastante encanto. Los gráficos y las animaciones de las unidades cuando atacan no están mal del todo, y se hace vistoso para ser un juego de estrategia. Y, también destacaría que parece que está más o menos balanceado entre facciones, no he visto grandes diferencias entre ellas, pero porque me he centrado en jugar mucho la campaña con Nurgle, pero vamos no me sorprendería que estuviera desajustado cuando alguien lo pruebe más a conciencia. Teniendo en cuenta el resto del juego, de hecho, me aventuraría a decir que es lo más probable.

Bueno, a pesar de que soy un fan boy de este género y de este universo, me ha parecido un juego absolutamente malo. De los peores, o el peor de los que he jugado en tiempo. Mi recomendación es que no lo compréis, y si lo hacéis, al menos no cargaré con la responsabilidad de ello, porque os he tratado de disuadir a toda costa.

También te puede interesar

Dejar un comentario