Guía de los Ultramarines para novena edición

Por admin

Incluso si solo conoces de oídas el Warhammer 40,000, probablemente estarás al menos un poco familiarizado con los Ultramarines. A menudo los hemos vistos a la vanguardia de los productos de la compañía inglesa, los chicos azules de Games Workshop son uno de sus ejércitos más reconocibles en el mundo.

Verás su brillante armadura azul adornando el arte de la caja de los kits de 40k, los videojuegos e incluso las novelas de la Biblioteca Negra. Si escuchas a un fan de 40K hablar sobre «Pitufos», no son los encantadores gnomos belgas de los dibujos animados de piel azul de los que están hablando. Son estos rudos tipos. En Warhammer 40k, los Ultramarines simplemente están siempre presentes.

Los Ultramarines, su fama les precede

Los Ultramarines no solo son populares fuera de la mesa de juego, son populares también en el campo de batalla. A lo largo de las décadas, han tendido a figurar entre las fuerzas competitivas más poderosas del juego, además de ser una de las más fáciles de aprender, lo que les ha dado a los hijos de Ultramar un atractivo único entre los jugadores de Warhammer 40k. Ahora es raro encontrar un grupo de pasatiempos que no cuente con al menos un jugador enfocado en estos guerreros azulados.

Pero quiénes son los Ultramarines, por qué son tan especiales en el universo de Warhammer 40k y, ¿cómo juegan? Si eres nuevo en Warhammer 40,000 y buscas tus primeras cifras o simplemente buscas un poco más de antecedentes sobre tu próximo ejército, aquí tienes nuestra guía para principiantes de todo lo Ultramarines.

Empecemos por el principio, ¿de acuerdo?

Trasfondo de los Ultramarines

Capitán Ulltramarine

El Capítulo de los Marines Espaciales Ultramarines se remonta a la prehistoria imperial de Warhammer 40k. Originalmente conocidos como XIII Legion Astartes, fueron desarrollados usando la plantilla genética establecida por su primarca, Roboute Guilliman. A diferencia de muchas legiones, los Ultramarines se hicieron famosos por su enfoque integral vida. Se convirtieron tanto en filósofos como en guerreros, y finalmente se forjaron un imperio pequeño alrededor de su mundo natal, Macragge.

Desafortunadamente, esta edad de oro no podría durar para siempre. Poco después de la caída del Emperador durante la Herejía de Horus, el Primarca de los Ultramarines también resultó casi fatalmente herido en la batalla. Colocado en una estasis para preservar la vida, Guilliman permanecería inconsciente durante los 10.000 tumultuosos años que siguieron. Debido a un combate letal que tuvo contra Fulgrim, primarca de los Hijos del Emperador, el cual derrotó en combate a Roboute,  este quedó en un estado de coma inducido que únicamente Ynnead fue capaz de contrarrestar.

Ahora, en el 41er milenio, Roboute Guilliman ha despertado de su largo y curativo sueño, listo para liderar a los Ultramarines nuevamente (sin mencionar a todo el Imperio del Hombre). El futuro parece muy interesante para los honorables guerreros de Macragge.

Tácticas de los Ultramarines

Sobre la mesa, los Ultramarines se centran en proporcionar un ejército completo y equilibrado que se puede desplegar en una amplia variedad de situaciones con gran efecto.

Nada muestra más este enfoque flexible en el campo de batalla que la táctica de la Legión de los Ultramarines y sus Doctrinas del Capítulo. Estas dos reglas dan a los Ultramarines la capacidad de escaparse fuera del combate cuerpo a cuerpo y seguir disparando sus armas después de hacerlo. Además de anular muchas de las penalizaciones habituales por moverse y disparar, los Ultramarines se vuelven una amenaza muy seria.

Esta combinación de Chapter Doctrine (Scions of Guilliman) y Legion Tactic (Codex Discipline) hace que los Ultramarines sean resbaladizos para ser fijados en combate cuerpo a cuerpo. Formando un avance inexorable y tácticamente ágil en el tablero de juego.

Además de su doctrina y rasgo, los Ultramarines tienen una de las opciones más amplias de hechizos, unidades, reliquias y personajes psíquicos del juego.

ROBOUTE GUILLIMAN

Ni los pérfidos demonios de Tzeentch detendrán el avance del Primarca

El principal de todos ellos es el Primarca de los Ultramarines y el propio Regente Imperial, Roboute Guilliman, quien recientemente se ha convertido en uno de los personajes más poderosos de Warhammer 40k.

No solo tiene una figura excepcional, sino que su habilidad para ayudar a los Ultramarines cerca de él a repetir todos sus tiradas fallidas (y también algunas tiradas de heridas fallidas) es un tremendo impulso para cualquier ejército. Tigurius es un bibliotecario superpoderoso con la capacidad de volver a tirar todos los poderes psíquicos, negar los poderes psíquicos enemigos en todo el tablero y soltar un modificador de -1 golpe en otra unidad que dura todo el juego. Ay.

Si los Ultramarines tienen inconvenientes, son pocos , ya que están prácticamente diseñados para sobresalir en casi cualquier situación. Sin embargo, si tienes ganas de optimizar para un estilo de juego en particular u otro, es posible que los Ultramarines no lo satisfagan tan bien como otras fuerzas más especializadas. Vamos, no flaquean en nada pero tampoco son los mejores en ningún aspecto.

Símbolo de los Ultramarines

La insignia del capítulo distintivo de los Ultramarines, derivada de la antigua letra mayúscula griega Omega, invertida para parecerse a una ‘U’ mayúscula redondeada, se puede encontrar estampada en toda su armadura, armas, vehículos, equipo. Y  por supuesto, exhibida con orgullo en el Estándares de batalla de los Ultramarines.

Además de la insignia del capítulo, el vestido de batalla y la iconografía de los Ultramarines están fuertemente influenciados por la estética de la antigua Roma del mundo real. Lo vemos claramente con la numeración de cada escuadrón y compañía escritos en números romanos, espadas de energía estilo gladius, decoraciones de rango de corona de laurel y faldas de cuero pesado.

Codex de los Ultramarines

Tal como están las cosas en Warhammer 40k novena edición, no hay un codex suplemento de los Ultramarines. La táctica del capítulo de los Ultramarines, las reliquias específicas del capítulo, los rasgos del señor de la guerra, las estratagemas y más, están disponibles como parte del codex general de los Marines Espaciales de la novena edición.

Hacia el final de Warhammer 40k octava edición, en 2019, los Ultramarines obtuvieron su propio suplemento de codex, añadiendo un montón de nuevas reglas y actualizaciones específicas del capítulo. Estas reglas siguen siendo parte del juego, pero se han actualizado muchas palabras y estadísticas para que sean compatibles con la novena edición, a través de un documento gratuito de erratas.

¿Cómo empezar a coleccionar Ultramarines?

Tigurius a punto de desencadenar su ira psíquica contra los Tiránidos

Como corresponde a un ejército inicial tan equilibrado y de fácil acceso, es muy fácil comenzar a coleccionar Ultramarines. Y solo se necesitan un par de kits para principiantes para obtener una fuerza de Marines Espaciales pequeña pero viable.

De hecho, solo se necesita uno: su primer movimiento es agarrar una caja de patrulla de combate de los Marines Espaciales. Esto le brinda una fuerza compacta pero poderosa de Vanguard Space Marines, todo en una caja, con un descuento sobre la compra de kits individuales.

También obtienes el excelente tanque de transporte Impulsor: una útil unidad de distracción y con una capacidad de dañar al enemigo muy grandes y, más adelante, una herramienta indispensable para que tus unidades más lentas alcancen los objetivos clave rápidamente. A partir de ahí, querrás que más tropas de armas bólter se beneficien de las grandes sinergias de los Ultramarines para las unidades core: elige más Infiltradores o Intercesores.

Para maximizar sus beneficios, también querrá un segundo cuartel general. La opción más simple es un Capitán de los Marines Espaciales (hay muchas opciones, con diferentes fortalezas y debilidades; elige uno que se adapte a tu lista). Pero, para ser honesto, si estás coleccionando Ultramarines, tarde o temprano, querrás comprarte a Roboute Guilliman. Así que es mejor que lo saques a jugar lo antes posible para disfrutar de tu primcarca. Es una bestia en la mesa, y una maravilla a la hora de pintarlo. Así que es una compra de la que no te arrepentirás.

Sácales partido a los Ultramarines

Y, una vez que tengas un líder fuerte (o Primarca) en tu ejército, puedes ir prácticamente a donde quieras. Usa a los Outriders para una fuerza súper rápida, disparando voleas precisas en movimiento. Puedes sacar a jugar a los temidos Erradicadores o a los Agresores. O simplemente reúna una línea de batalla coordinada de escuadrones intercesores para tomar el campo a través de maniobras de fuego bien coordinadas, como sucede  en los libros. La decisión es tuya.

Los Ultramarines son un ejército inicial fuerte para cualquiera que busque formar un ejército de combate flexible. Sin duda, son uno de los capítulos de Marines Espaciales más flexibles que hay.

También te puede interesar

Dejar un comentario