Análisis del Blitz Bowl: Un chute de adrenalina en 30 minutos

Por admin

Blood Bowl es un juego clásico por una razón. Hizo un regreso sorprendente en 2016 que reenganchó a parte de su público . Y por suerte para sus fanes, verá otra nueva edición en un futuro próximo. Este spin-off de Warhammer Fantasy presenta facciones icónicas como Orcos y Enanos que participan en un juego brutal que combina rugby y fútbol americano. Es muy divertido y se ha mantenido como el principal título deportivo de Games Workshop durante décadas, es decir, hasta ahora. Pero, Blitz Bowl ha eclipsado a su predecesor.

La primera edición de este hermano pequeño, de 30 minutos de duración, se lanzó originalmente en 2018 con gran éxito. Para lograr una presentación más ágil del juego, este eliminó muchas cosas que eran poco prácticas. Como, por ejemplo,  las diferentes zonas del campo, el constante movimiento de la mesa e incluso el sistema central de acción a través del cambio de turno. Sin embargo, de alguna manera, retuvo el espíritu del juego del Blood Bowl.

He tenido la suerte de poder probarlo, ya que un gran amigo mío nos trajo un ejemplar de EEUU. Aquí en España no se vende directamente, y la verdad es que es una suerte contar un ejemplar de este gran juego de estrategia. Gracias al cual, he podido traeros esta revisión.

Antes de proseguir, os dejo el programa de podcast que realicé sobre este el Blitz Bowl:

¿Por qué Blitz Bowl no es Blood Bowl?

El mayor cambio está, por supuesto, en ese sistema de acción central. Este es el mecanismo más particular del juego del Blood Bowl, el que te permite activar continuamente a los jugadores en el campo y encadenar largos turnos siempre y cuando no falles en lo que sea que estés intentando. Tan pronto como hayas pasado mal, fallado un bloqueo o una recepción, se considera una «pérdida de balón» y tu oponente comienza su ronda. El duro Turn over del Blood Bowl.

Lo que esto hace es incentivarte a realizar primero todas tus maniobras más seguras, cosas simples como levantarte, derribar a los jugadores y realizar movimientos directos. Naturalmente, presenta un tempo de acción de luz continua con crescendos de juego arriesgado. Es decir, va de menos a más, sacando las acciones más interesantes al final de cada uno de los turnos (por esa gestión del riesgo).

Este es el mayor sacrificio en Blitz Bowl. Y, desde mi punto de vista, uno de los mejores cambios que incorpora. Este pariente joven del Blood Bowl, pasó a secuencias alternas de tres acciones por jugador. Incluso puedes activar la misma figura dos veces siempre que no realicen cada acción más de una vez por turno. Acciones fijas sin importar el resultado, algo que huele poco a Blood Bowl.

Activaciones múltiples de un jugador

En pocas palabras, este sistema destaca las fortalezas y debilidades del Blood Bowl. Es menos estratégico y contemplativo que su predecesor, y requiere menos planificación anticipada y menos momentos estáticos de cejas fruncidas mientras sopesas probabilidades y opciones.

Pero es dinámico como el infierno. Ofrece un flujo de acción más constante entre los lados del tablero y aún obliga a consideraciones tácticas difíciles. La velocidad en los turnos más cortos del jugador impulsa a que el tempo de juego sea mucho más dinámico. Y brinda más peso a las reglas en otras áreas del diseño. Más importante aún, todavía se siente como Blood Bowl en general, debido al flujo de movimiento del jugador y la atmósfera sigue siendo apasionante.

Los bordes del diseño donde se brindan detalles brindan los momentos más destacados. Las miniaturas individuales aún poseen rasgos y habilidades especiales, mezclando los efectos superpuestos en el campo y proporcionando un toque de estrategia junto con incertidumbre.

Equipos de Blitz Bowl

Cada equipo posee un fuerte carácter, un sello distintivo del diseño de Games Workshop, y en un desarrollo particularmente interesante, cada equipo tiene sus reglas y cartas incluidas en el juego principal. Puede ampliar sus opciones eligiendo cajas de equipo específicas de Blitz Bowl. O bien, tomando las cajas de miniaturas de Blood Bowl y utilizando solo la mitad de las figuras incluidas.

La divergencia más interesante entre los dos juegos es su método para sumar puntos. Ambos recompensan los touchdowns tradicionales que siguen siendo un gran foco de juego, pero Blitz Bowl da un giro sustancial al motor de juego al incluir objetivos.

Esta baraja de cartas proporciona un pequeño conjunto rotativo de objetivos globales por los que ambos jugadores pueden luchar. Incluyen requisitos como derribar figuras y sembrar el caos en el campo. Estas microopciones permiten cambios momentáneos en las tácticas y realmente mezclan tu enfoque durante el juego.

Lo que es particularmente sorprendente es que lograr uno de estos objetivos no solo otorga puntos. Sino que también te permite tomar la carta y darle la vuelta para revelar un efecto especial único. Podemos mantener esta opción y usarla en el momento oportuno para obtener acciones adicionales o dar bonos a tiradas específicas. Es otro elemento pequeño pero significativo que impulsa la naturaleza dinámica del juego.

Blitz bowl te da la posibilidad de incorporar múltiples balones al juego

Partido de Blitz Bowl

Y tenemos un aliciente aún más fuerte para jugar a este delicioso juego caótico. La «Temporada 2» es prácticamente el mismo conjunto de reglas que el de la temporada 1, pero con el jugoso cambio de poder jugar con diferentes balones. Cuando un balón entra en el terreno de juego, se extrae una carta aleatoria que determina el efecto asociado al mismo.

El mazo está compuesto por habilidades específicas del equipo para que puedas personalizar la partida para cada enfrentamiento específico. Este es un añadido maravilloso,  porque alimenta ese rasgo de color enérgico con el que el mundo de Warhammer está felizmente hinchado.

Esta nueva versión no se detiene ahí. Sube la apuesta considerablemente al lanzar también una pequeña regla nueva que tenemos que discutir.  Ahora, cuando un equipo comienza el turno con posesión de un balón y no logra anotar ningún punto, se lanza una nueva pelota al campo. Sí, ahora Blitz Bowl, cuenta con varios balones en juego. Y eso lo hace todo aún más loco y divertido.

Blitz Bowl, frenetismo y salvajismo condensado en 30 minutos

Salvaje. Esa es la única palabra que puedo usar para describir esto. Con una nueva regla tan simple, el juego se abre completamente al caos. Tenemos múltiples balones volando por el aire, gente siendo placada y aplastada por todos lados, y todo a tu alrededor es puro caos. Es absolutamente hermoso que esto funcione de esta manera.

Este cambio en la segunda temporada , le da una inyección de vida a la mecánica del balón, lo que realmente ha llevado a este juego a ir  más allá de su predecesor. Aquí hay una comparación directa con Warhammer Underworlds en el sentido de que se siente como un producto propio completamente desarrollado que ofrece una experiencia única, y satisfactoria, aislada de un título insignia más grande.

Las situaciones en las que esto te pone son absolutamente locas (las referidas a los balones).  Lo que ayuda a solidificar una experiencia realmente memorable. Eso en sí mismo es un logro bastante sustancial para un juego con un tiempo de partida tan abreviado.

Ese elemento de locura es, en última instancia, el verdadero punto de inflexión. Al avivar el dinamismo creativo, este juego se alinea más fuertemente con el motivo característico de Warhammer. Está lleno de la vitalidad y la agresividad de la marca base de juegos que todos amamos. Se trata de sonrisas y charlas basura llevadas a un exceso maravilloso. Es Warhammer de principio a fin.

30 minutos vertiginosos que te dejarán con un buen sabor de boca

Caja de equipo de los no muertos

La única preocupación importante aquí es la longevidad del juego. Es natural preocuparse por la duración de un lanzamiento de un juego, sobre todo en uno como el Blitz Bowl porque no se sabe qué podrá pasar en el futuro con él. Con esto, quiero decir que es posible que GW deje al juego en un estado inmóvil por cierto tiempo.

Posiblemente, para quitarle algo de tensión a este hecho, la compañía británica saca eventualmente reglas adicionales que permiten que el juego sea más completo y divertido. Existe un subsistema completamente nuevo de habilidades de entrenador que se adquiere a lo largo de una temporada. Esto añade otro empujón de dinamismo al Blitz Bowl, ya que muchas de estas habilidades cambian el flujo del juego y permiten una acción dramática intensificada.

Si bien la carnicería abreviada de Blitz Bowl puede no atraer a los jugadores que buscan una experiencia más paciente y reflexiva, este juego trae el suficiente jugo para prender la llama en aquellos que buscan una aventura fantástica de 30 minutos que lo dejará con una gran sonrisa en su rostro. Es posible que esto no reciba un desfile casi interminable de contenido nuevo, pero perdurará porque, en esencia, Blitz Bowl es el tipo de juego que algún día puede ser etiquetado como un clásico.

También te puede interesar

Dejar un comentario